Acceder

Entrenar en verano [Consejos y claves]

Si estás preparando las oposiciones a Guardia Civil, ya sabes que en septiembre hay que volver al ataque para las pruebas físicas.

Hoy en el blog de Gesinpol, academia de oposiciones a Guardia Civil, te damos las claves para entrenar correctamente en verano, ya que no hay que dejar de hacer deporte en los meses más calurosos del año, pero sí tomar precauciones especiales.

Los termómetros dan miedo, pero… ¿Esto significa que debemos dejar de entrenar? ¡No! Sin embargo, es importante aplicar el sentido común y tomar una serie de precauciones para evitar dañar nuestra salud.

Beneficios de seguir entrenando en verano

Entrenar durante el verano ofrece una serie de beneficios significativos que, como opositor a la Guardia Civil, te pueden ayudar a mantener tu nivel de preparación física y mental.

El entrenamiento en condiciones de calor ayuda a aclimatar el cuerpo, mejorando la capacidad de regulación de la temperatura y la resistencia al calor. Esto es particularmente útil para las pruebas físicas que pueden llevarse a cabo en climas cálidos, ya que el cuerpo estará mejor preparado para manejar el estrés térmico.

Continuar con el régimen de ejercicios durante el verano evita la pérdida de condición física acumulada. Interrumpir el entrenamiento puede resultar en una disminución de la resistencia cardiovascular, fuerza y flexibilidad, lo que puede ser difícil de recuperar a corto plazo.

El compromiso con un plan de entrenamiento durante todo el año demuestra consistencia y disciplina, cualidades esenciales para un aspirante a la Guardia Civil. Mantener una rutina regular refuerza la mentalidad de perseverancia y dedicación.

El ejercicio regular tiene efectos positivos en la salud mental, incluyendo la reducción del estrés y la ansiedad. En el contexto de los estudios y preparación para las oposiciones, mantenerse activo físicamente puede ayudar a gestionar mejor la presión y mantener un estado de ánimo positivo.

Durante el verano, muchas personas disponen de más tiempo libre debido a las vacaciones. Este tiempo adicional puede ser aprovechado para intensificar el entrenamiento, perfeccionar técnicas y enfocarse en áreas que necesitan mejora sin la presión de los compromisos diarios habituales.

El buen clima permite diversificar las actividades físicas, incorporando entrenamientos al aire libre como correr en la playa, nadar, andar en bicicleta o practicar deportes. Esta variedad puede hacer que el ejercicio sea más divertido y menos monótono, aumentando la motivación para entrenar.

El ejercicio regular, incluso en verano, contribuye a fortalecer el sistema inmunológico, lo que puede reducir la susceptibilidad a enfermedades. Mantenerse saludable es crucial para no perder tiempo de preparación debido a enfermedades.

La preparación para las pruebas físicas de la Guardia Civil no solo requiere fuerza y resistencia, sino también agilidad y coordinación. Continuar entrenando en verano ayuda a mantener y mejorar estas habilidades, asegurando una preparación integral y equilibrada.

Seguir una rutina de entrenamiento durante el verano puede ayudar a establecer hábitos de gestión del tiempo más eficientes, lo que es esencial para equilibrar el estudio y la actividad física. Una buena planificación asegura que se pueda dedicar tiempo suficiente a ambos aspectos sin sacrificar la calidad de ninguno.

Cómo adaptar tu rutina de entrenamiento al calor

Entrenar en condiciones de calor puede ser un desafío, pero con la preparación y adaptación adecuadas, puedes seguir siendo efectivo y seguro.

1. Ajusta los horarios de entrenamiento

  • Entrena temprano o tarde: Planifica tus sesiones de ejercicio en las horas más frescas del día, como temprano en la mañana o al atardecer. Esto te ayudará a evitar las temperaturas más altas y la radiación solar directa del mediodía.

2. Hidratación constante

  • Hidrátate adecuadamente: Bebe agua antes, durante y después del entrenamiento. En condiciones de calor, es crucial mantenerse hidratado para evitar la deshidratación.
  • Electrolitos: Considera consumir bebidas deportivas que contengan electrolitos, especialmente si tu sesión de ejercicio es prolongada. Los electrolitos ayudan a reponer los minerales perdidos a través del sudor.

3. Ropa adecuada

  • Ropa ligera y transpirable: Opta por ropa fabricada con materiales técnicos como poliéster, nylon o mezclas de estos con spandex. Estos tejidos están diseñados para ser transpirables, permitiendo la evaporación del sudor y manteniéndote fresco.
  • Colores claros: Opta por ropa de colores claros que reflejen la luz solar en lugar de absorberla.

4. Protección solar

  • Protector solar: Aplica un protector solar de amplio espectro con un factor de protección alto (SPF 30 o superior) para proteger tu piel de los daños causados por los rayos UV.
  • Gorra y gafas de sol: Usa una gorra o sombrero y gafas de sol para proteger tu cabeza y ojos del sol.

5. Modifica la intensidad del entrenamiento

  • Reduce la intensidad: En los días de mucho calor, disminuye la intensidad y duración de tus entrenamientos para evitar el sobreesfuerzo.
  • Escucha a tu cuerpo: Presta atención a las señales de tu cuerpo. Si sientes mareos, náuseas, fatiga extrema o desorientación, detente inmediatamente y busca un lugar fresco para descansar.

6. Aclimatación progresiva

  • Incrementa gradualmente: Si no estás acostumbrado a entrenar en calor, incrementa la duración e intensidad de tus entrenamientos de manera gradual para permitir que tu cuerpo se aclimate.
  • Consistencia: La consistencia es clave para la aclimatación. Entrena regularmente en condiciones de calor para que tu cuerpo se adapte mejor.

7. Entrenamiento en agua

  • Natación: La natación es una excelente forma de ejercicio que te mantiene fresco mientras trabajas todos los grupos musculares. Ten en cuenta que también existe la prueba de natación en las oposiciones a Guardia Civil.
  • Ejercicios en la playa o piscinas: Correr en la playa o realizar ejercicios aeróbicos en el agua pueden ser alternativas refrescantes y efectivas.

8. Enfriamiento post-entrenamiento

  • Enfriamiento activo: Después del entrenamiento, realiza una sesión de enfriamiento con estiramientos suaves para ayudar a tu cuerpo a bajar la temperatura gradualmente.
  • Ducha fría: Una ducha fría después de entrenar puede ayudar a bajar la temperatura corporal y proporcionar una sensación de frescura.

9. Nutrición adecuada

  • Alimentos ricos en agua: Incluye alimentos ricos en agua en tu dieta, como frutas (sandía, melón, fresas) y verduras (pepino, lechuga).
  • Evita comidas pesadas: Opta por comidas ligeras antes de entrenar para evitar una carga adicional de calor metabólico.

10. Alternativas en interiores

  • Entrenamiento en gimnasio: Si las condiciones exteriores son extremadamente calurosas, considera entrenar en un gimnasio con aire acondicionado.
  • Ejercicios en casa: Utiliza videos de entrenamiento o aplicaciones para realizar rutinas en casa en un ambiente controlado.

Hidratación: Clave para el entrenamiento en verano

La hidratación es fundamental para cualquier régimen de entrenamiento, pero se vuelve aún más crucial durante los meses de verano cuando las altas temperaturas y la humedad pueden acelerar la pérdida de líquidos y electrolitos a través del sudor.

1. Importancia de la hidratación

  • Regulación de la temperatura corporal: El sudor es el mecanismo principal del cuerpo para enfriarse. Mantenerse hidratado asegura que el cuerpo pueda producir suficiente sudor para regular la temperatura.
  • Prevención de la deshidratación: La deshidratación puede provocar fatiga, mareos, calambres y, en casos graves, golpe de calor. Una adecuada ingesta de líquidos previene estos problemas.
  • Rendimiento óptimo: Incluso una deshidratación leve puede afectar el rendimiento físico y mental. Mantenerse bien hidratado ayuda a mantener la energía y la concentración.

2. Cómo hidratarse adecuadamente

Antes del entrenamiento

  • Ingesta de líquidos previos: Bebe aproximadamente 500 ml (medio litro) de agua dos horas antes de tu entrenamiento para asegurarte de comenzar bien hidratado.
  • Comidas hidratantes: Consume frutas y verduras ricas en agua, como sandía, melón, pepino y cítricos, que ayudan a mantener los niveles de hidratación.

Durante el entrenamiento

  • Pausas regulares: Haz pausas cada 15-20 minutos para beber agua, incluso si no sientes sed. La sed puede ser un indicador tardío de deshidratación.
  • Cantidad adecuada: Bebe pequeñas cantidades regularmente en lugar de grandes cantidades de una sola vez. Esto facilita la absorción y evita el malestar estomacal.
  • Bebidas isotónicas: Para sesiones de entrenamiento de más de una hora, considera el uso de bebidas isotónicas que reponen electrolitos y carbohidratos perdidos durante el ejercicio.

Después del entrenamiento

  • Reposición de líquidos: Bebe agua o bebidas con electrolitos después del entrenamiento para reponer los líquidos y minerales perdidos.
  • Snacks hidratantes: Incluye alimentos como yogur, batidos de frutas o ensaladas frescas en tu recuperación post-entrenamiento para contribuir a la rehidratación.

3. Errores comunes a evitar

  • Ignorar la sed: No esperes a tener sed para beber agua. La sed es un indicador tardío de que tu cuerpo ya está deshidratado.
  • Exceso de bebidas con cafeína o alcohol: Estas bebidas pueden aumentar la deshidratación. Limítalas especialmente en días de entrenamiento intenso.
  • Olvidar la rehidratación post-entrenamiento: No subestimes la importancia de rehidratarte después de entrenar, incluso si te sientes bien. Los líquidos perdidos deben ser repuestos para una recuperación adecuada.
  • Evita lesiones. Cuidado con las lesiones habituales en opositores a Guardia Civil

Alimentación adecuada para entrenar en altas temperaturas

Entrenar en altas temperaturas requiere no solo una hidratación adecuada, sino también una nutrición que respalde el rendimiento y la recuperación.

Adopta hábitos alimenticios saludables para estar siempre en forma.

Una alimentación bien planificada puede ayudar a mantener la energía, mejorar la resistencia y asegurar una adecuada recuperación post-entrenamiento.

1. Hidratación y alimentos ricos en agua

  • Sandía y melón: Estas frutas son ricas en agua y electrolitos como potasio, que ayudan a mantener el equilibrio de líquidos en el cuerpo.
  • Pepino y apio: Son ideales por su alto contenido de agua y su capacidad para ayudar a mantenerte hidratado.
  • Naranjas y fresas: Además de agua, proporcionan vitamina C, que puede ayudar en la recuperación muscular.

2. Electrolitos y minerales

  • Plátanos: Excelentes para reponer potasio, que se pierde con el sudor.
  • Espinacas y kale: Ricas en magnesio, importante para la función muscular y la prevención de calambres.
  • Yogur: Buena fuente de calcio y potasio, además de ser refrescante y fácil de digerir.

3. Proteínas magras

  • Pechuga de pollo y pescado: Proporcionan proteínas sin añadir demasiada grasa, lo que facilita la digestión en climas cálidos.
  • Huevos: Versátiles y fáciles de preparar, ofrecen una buena cantidad de proteínas de alta calidad.
  • Legumbres: Lentejas y garbanzos no solo son fuentes de proteínas, sino también de fibra y carbohidratos complejos.

4. Carbohidratos complejos

  • Avena: Ofrece carbohidratos de liberación lenta, ideales para mantener la energía durante entrenamientos prolongados.
  • Quinoa: Alta en proteínas y fibra, ayuda a mantener la saciedad y proporciona energía sostenida.
  • Batata: Rica en carbohidratos complejos y vitamina A, es excelente para la recuperación muscular.

5. Grasas saludables

  • Aguacate: Proporciona grasas saludables que pueden ayudar a la absorción de nutrientes y mantener la energía.
  • Frutos secos y semillas: Almendras, nueces y semillas de chía son ricas en omega-3 y proporcionan energía sostenida.
  • Aceite de oliva: Ideal para aderezar ensaladas o cocinar, ofrece grasas monoinsaturadas beneficiosas para el corazón.

6. Suplementos y bebidas deportivas

  • Electrolitos: Bebidas deportivas que contienen electrolitos pueden ser útiles para reponer minerales perdidos durante el sudor.
  • Batidos de proteínas: Para después del entrenamiento, ayudan a la recuperación muscular y rehidratación.

7. Frecuencia y tamaño de las comidas

  • Evita comidas pesadas: Opta por comidas ligeras y frecuentes para evitar la sobrecarga digestiva y mantener la energía.
  • Snacks saludables: Frutas, yogur, frutos secos y barras de granola pueden ser buenos para mantener los niveles de energía estables.

8. Planificación de la comida pre y post-entrenamiento

Antes del entrenamiento

  • Comida ligera: Consume una comida ligera rica en carbohidratos y moderada en proteínas aproximadamente 1-2 horas antes de entrenar.
  • Ejemplo: Un tazón de avena con frutas o un batido de plátano y espinacas.

Después del entrenamiento

  • Recuperación rápida: Combina carbohidratos y proteínas para ayudar en la recuperación muscular y reponer las reservas de glucógeno.
  • Ejemplo: Un batido de proteínas con plátano y leche o una ensalada de quinoa con pollo y vegetales.

Entrenar en verano

Entrenamiento seguro: Evita los golpes de calor

Entrenar en condiciones de calor extremo puede ser peligroso si no se toman las precauciones adecuadas. Los golpes de calor son una preocupación seria, pero con la preparación correcta, se pueden prevenir.

Síntomas del golpe de calor

  • Temperatura corporal alta: Una temperatura corporal superior a 40°C (104°F).
  • Confusión y desorientación: Mareos, confusión, dificultad para hablar o desmayos.
  • Piel roja y caliente: Piel caliente, seca o con sudoración excesiva.
  • Náuseas y vómitos: Malestar estomacal, vómitos o diarrea.
  • Frecuencia cardíaca rápida: Palpitaciones o pulso acelerado.

Señales de advertencia

  • Reconoce los síntomas: Si comienzas a sentir mareos, debilidad, dolor de cabeza, o confusión, detente inmediatamente y busca un lugar fresco.
  • Refréscate inmediatamente: Si sientes síntomas de golpe de calor, busca sombra, bebe agua, y aplica paños fríos en la frente y el cuello.

Adaptaciones específicas para pruebas físicas de la Guardia Civil

Las pruebas físicas para la Guardia Civil son exigentes y requieren una preparación específica, especialmente cuando se entrenan en condiciones de calor intenso.

1. Prueba de resistencia (Carrera de 2000 metros)

  • Horarios frescos: Corre temprano en la mañana o al atardecer para evitar las horas de mayor calor.
  • Entrenamientos a intervalos: Alterna entre intervalos de alta y baja intensidad. Esto no solo mejora la resistencia, sino que también permite periodos de recuperación durante el entrenamiento.
  • Incremento gradual: Aumenta gradualmente la distancia y la intensidad de las carreras para aclimatar tu cuerpo al calor.
  • Superficies blandas: Corre en superficies blandas como hierba o pistas de atletismo para reducir el impacto y el calor reflejado.

2. Prueba de velocidad (Carrera de 50 metros)

  • Sprint en horas frescas: Realiza los sprints durante las horas más frescas del día.
  • Entrenamientos de técnica: Enfócate en la técnica de salida y aceleración. Practica salidas explosivas desde diferentes posiciones.
  • Descanso adecuado: Asegura un descanso adecuado entre los sprints para evitar el sobrecalentamiento y la fatiga excesiva.

3. Prueba de potencia (Salto vertical)

  • Entrenamientos de fuerza: Incorpora ejercicios de fuerza específicos como sentadillas, estocadas y saltos pliométricos para mejorar la potencia de las piernas.
  • Sesiones cortas e intensivas: Realiza sesiones de entrenamiento cortas pero intensas, enfocándote en la explosividad.
  • Descanso y recuperación: Da suficiente tiempo de recuperación entre las series de saltos para evitar la fatiga y el sobrecalentamiento.

4. Prueba de agilidad (Circuito de agilidad)

  • Práctica en sombras: Si es posible, realiza el entrenamiento en áreas sombreadas para reducir la exposición directa al sol.
  • Variaciones del circuito: Crea diferentes variaciones del circuito para trabajar diversos grupos musculares y habilidades de agilidad.
  • Pausas frecuentes: Incluye pausas regulares para hidratarte y enfriarte.

5. Prueba de fuerza (Flexiones)

  • Entrenamientos de fuerza general: Incorpora ejercicios de fortalecimiento del tren superior como press de banca, dominadas y fondos.
  • Series y repeticiones: Realiza series de flexiones con variaciones (como flexiones diamante o con aplauso) para trabajar diferentes músculos.
  • Técnica correcta: Enfócate en la técnica adecuada para evitar lesiones y maximizar la eficiencia.

Consejos Generales para Entrenar en Verano

  • Plan de entrenamiento adaptado: Crea un plan de entrenamiento que considere las condiciones climáticas y tus necesidades individuales.
  • Monitoriza tu progreso: Utiliza aplicaciones o dispositivos para monitorizar tu rendimiento y asegurarte de no sobrepasar tus límites.
  • Descanso adecuado: Asegura un descanso adecuado entre sesiones de entrenamiento para permitir la recuperación y adaptación del cuerpo.
  • Técnicas de enfriamiento: Utiliza toallas frías, duchas frías y zonas sombreadas para enfriarte después de entrenar.
  • Protección Solar: No olvides aplicar protector solar y usar accesorios como gorras y gafas de sol.

Ejercicios de bajo impacto para los días más calurosos

En los días más calurosos del verano, es importante adaptar tus rutinas de entrenamiento para evitar el sobrecalentamiento y el agotamiento. Los ejercicios de bajo impacto son una excelente opción para mantenerse activo sin someter al cuerpo a un estrés excesivo.

1. Natación

Beneficios

  • Refrigeración natural: El agua ayuda a mantener la temperatura corporal baja.
  • Entrenamiento completo: Trabaja todos los grupos musculares sin el impacto sobre las articulaciones.

Ejercicios específicos

  • Nado libre (Crol): Excelente para la resistencia y la tonificación general del cuerpo.
  • Espalda: Fortalece la parte superior de la espalda y mejora la postura.
  • Patada de pecho (Braza): Beneficia los músculos de las piernas y el pecho.

2. Yoga

Beneficios

  • Flexibilidad y fuerza: Mejora la flexibilidad y fortalece los músculos sin el estrés de ejercicios de alto impacto.
  • Relajación: Ayuda a reducir el estrés y mejora la concentración.

Ejercicios específicos

  • Postura del niño (Balasana): Relaja la espalda y estira los músculos.
  • Perro boca abajo (Adho Mukha Svanasana): Fortalece y estira los músculos de todo el cuerpo.
  • Guerrero II (Virabhadrasana II): Fortalece las piernas y mejora el equilibrio.

3. Ciclismo

Beneficios

  • Cardiovascular: Excelente para mejorar la resistencia cardiovascular sin el impacto de correr.
  • Músculos de las piernas: Fortalece los músculos de las piernas y mejora la resistencia.

Recomendaciones

  • Horas Frescas: Realiza el ciclismo temprano en la mañana o al atardecer.
  • Rutas Sombreadas: Elige rutas que ofrezcan sombra para reducir la exposición directa al sol.

4. Caminata

Beneficios

  • Fácil de adaptar: Puede realizarse en casi cualquier lugar y es fácil de ajustar a diferentes niveles de condición física.
  • Cardiovascular y muscular: Beneficia la salud cardiovascular y fortalece los músculos sin impacto significativo.

Recomendaciones

  • Ritmo moderado: Mantén un ritmo moderado para evitar el sobrecalentamiento.
  • Rutas frescas: Camina en parques, bosques o áreas con sombra.

5. Pilates

Beneficios

  • Fortalecimiento del núcleo: Mejora la fuerza del núcleo y la estabilidad.
  • Bajo impacto: Los movimientos controlados minimizan el impacto en las articulaciones.

Ejercicios específicos

  • Puente de hombros: Fortalece el núcleo y los glúteos.
  • Círculos de piernas: Mejora la fuerza y flexibilidad de las caderas.
  • El cien (The Hundred): Aumenta la resistencia y fortalece el núcleo.

6. Aquaeróbic

Beneficios

  • Impacto mínimo: El agua reduce el impacto en las articulaciones mientras proporciona resistencia.
  • Refrescante: Mantiene el cuerpo fresco durante el ejercicio.

Ejercicios específicos

  • Correr en el agua: Imita la carrera en tierra, pero con resistencia adicional del agua.
  • Saltos y patadas: Fortalece las piernas y mejora la coordinación.
  • Empuje de agua: Utiliza la resistencia del agua para fortalecer los brazos y el torso.

7. Tai Chi

Beneficios

  • Movimiento Suave: Mejora el equilibrio y la flexibilidad con movimientos lentos y controlados.
  • Reducción del Estrés: Promueve la relajación y la calma mental.

Ejercicios específicos

  • Forma de 24 movimientos: Una serie básica de movimientos que mejora el equilibrio y la coordinación.
  • Ejercicios de respiración: Integrar respiración profunda y controlada para mejorar la oxigenación y reducir el estrés.

8. Entrenamiento en circuito de bajo impacto

Beneficios

  • Variedad: Combina varios ejercicios de bajo impacto para trabajar todo el cuerpo.
  • Personalizable: Ajusta la intensidad y la duración según tu nivel de condición física y la temperatura.

Ejercicios específicos

  • Sentadillas asistidas: Fortalece las piernas con menos impacto.
  • Flexiones modificadas: Usa una pared o banco para reducir la carga en las muñecas y los hombros.
  • Step Touch: Un ejercicio aeróbico suave que mejora la coordinación y la resistencia.

Mantén la motivación durante el verano

El verano trae consigo días largos, temperaturas altas y a menudo un cambio en las rutinas diarias que puede afectar tu motivación para entrenar.

Sin embargo, mantener la motivación durante esta temporada es crucial para seguir avanzando en tus objetivos de fitness y preparación física, especialmente si estás preparándote para las pruebas de la Guardia Civil.

1. Establece metas claras y realistas

  • Metas a corto plazo: Establece objetivos alcanzables a corto plazo, como completar un número específico de entrenamientos por semana o mejorar tu tiempo en una carrera de 2 km.
  • Metas a largo plazo: Mantén tus objetivos finales en mente, como pasar las pruebas físicas de la Guardia Civil, y usa tus metas a corto plazo como peldaños hacia ellos.
  • Registro de entrenamientos: Lleva un diario de entrenamiento o utiliza una aplicación para registrar tus sesiones, progresos y sensaciones. Ver tu progreso te motivará a seguir adelante.
  • Evaluaciones periódicas: Realiza evaluaciones periódicas para medir tu avance y ajustar tus entrenamientos según sea necesario.

2. Varía tu rutina de entrenamiento

  • Prueba nuevas actividades: Incorpora diferentes tipos de ejercicios como natación, ciclismo, yoga o entrenamientos en circuitos. La variedad evita el aburrimiento y trabaja diferentes grupos musculares.
  • Entrenamientos al aire libre: Aprovecha el buen clima para entrenar al aire libre en parques, playas o montañas. El cambio de escenario puede ser muy estimulante.
  • Clases grupales: Únete a clases grupales o grupos de entrenamiento. La interacción social puede aumentar tu motivación y compromiso.
  • Aplicaciones y vídeos: Utiliza aplicaciones de fitness y vídeos de entrenamientos para guiar tus sesiones y mantener la variedad.

3. Planifica tus sesiones de entrenamiento

  • Rutina fija: Establece horarios fijos para tus entrenamientos. La consistencia ayuda a formar hábitos y reduce la probabilidad de saltarse sesiones.
  • Ajuste a la temperatura: Planifica tus entrenamientos en las horas más frescas del día, como temprano en la mañana o al atardecer, para evitar el calor extremo.
  • Entrenamientos de alta intensidad: Realiza entrenamientos de alta intensidad en intervalos (HIIT) que son efectivos y pueden realizarse en menos tiempo.
  • Mini-sesiones: Divide tus entrenamientos en sesiones más cortas a lo largo del día si te resulta difícil encontrar tiempo para una sesión larga.

4. Mantén una mentalidad positiva

  • Visualiza el éxito: Imagina cómo te sentirás y qué lograrás al alcanzar tus objetivos. La visualización positiva puede aumentar tu motivación y enfoque.
  • Frases motivadoras: Utiliza frases y citas motivadoras que resuenen contigo y colócalas en lugares visibles, como tu espacio de entrenamiento o tu diario de entrenamiento.
  • Celebra las pequeñas victorias: Celebra tus progresos, por pequeños que sean, para mantenerte motivado y positivo.
  • Recompensas: Recompénsate con algo que disfrutes, como una comida saludable especial, una actividad recreativa o un día de descanso bien merecido.

5. Encuentra compañeros de entrenamiento

  • Amigos y familia: Invita a amigos o familiares a unirse a tus entrenamientos. El apoyo mutuo y la compañía hacen que el ejercicio sea más agradable.
  • Grupos de entrenamiento: Únete a grupos locales de entrenamiento o comunidades en línea. Compartir experiencias y objetivos con otros puede aumentar tu motivación.
  • Compromiso compartido: Tener un compañero de entrenamiento crea un sentido de responsabilidad mutua, lo que aumenta la probabilidad de que ambos se mantengan constantes.
  • Retos y competencias: Participa en retos o competencias amistosas con tu compañero de entrenamiento para añadir un elemento de diversión y competitividad.

6. Cuida tu bienestar general

  • Alimentación equilibrada: Mantén una dieta equilibrada que te proporcione la energía necesaria para tus entrenamientos y ayude en tu recuperación.
  • Hidratación: Mantén una hidratación adecuada, especialmente en días calurosos, para prevenir la deshidratación y mantener tu rendimiento.
  • Sueño reparador: Asegúrate de dormir lo suficiente para permitir que tu cuerpo se recupere y esté listo para el próximo entrenamiento.
  • Técnicas de recuperación: Incorpora técnicas de recuperación como estiramientos, masajes y baños de hielo si es necesario.

Ya sabes, sigue entrenando, ¡pero con cabeza! Y, por supuesto, no dejes de lado el temario de ingreso a Guardia Civil. ¡El verde te espera!

Entrenar en verano [Consejos y claves]

Si estás preparando las oposiciones a Guardia Civil, ya sabes que en septiembre hay que volver al ataque para las pruebas físicas. Hoy en el blog de Gesinpol, academia de oposiciones a Guardia Civil, te damos las claves para entrenar correctamente en verano, ya que no hay que dejar de hacer deporte en los meses

Leer más »

Examen psicotécnico, ¿cómo resolverlo de manera eficaz?

Desde Gesinpol, tu academia de preparación de oposiciones a Guardia Civil, queremos arrojar luz sobre la prueba psicotécnica a la que tendrás que enfrentarte en las pruebas de selección a Guardia Civil. Como explican desde el Ministerio del Interior, las pruebas psicotécnicas para el acceso a Guardia Civil evalúan la capacidad de los aspirantes para

Leer más »
como dejar de procrastinar

Cómo dejar de procrastinar

A menos que seamos unos cerebritos, cualquier examen requiere de un tiempo de preparación previa. Un examen en época universitaria, el examen teórico de conducir… Sin embargo, cuando hablamos de una oposición, la cosa se complica por la extensión del temario y la preparación de las pruebas físicas. Si queremos conseguir una plaza en la Guardia

Leer más »

¿Cómo concentrarse en casa y aislarse del ruido?

Hoy en Gesinpol, tu academia de oposiciones a Guardia Civil, te damos los mejores consejos para aislarte del ruido exterior y concentrarte para estudiar las oposiciones. Vivimos en un mundo lleno de ruido. Niños gritando, adolescentes con la música a todo volumen, tu vecino del segundo aprendiendo a tocar la corneta, tu vecina del tercero

Leer más »
Lesiones al opositar a Guardia Civil

Lesiones habituales en opositores a Guardia Civil

La preparación de las pruebas físicas de un opositor conlleva un gran sacrificio. Horas y horas de entrenamiento, dedicación y superación. Porque en eso consisten. En un espacio de tiempo en el que demostrarse a sí mismos que pueden, que si superan esta prueba estarán un pasito más cerca de su meta.  Existen diferencias entre

Leer más »

¿Te gustó este Post? Compártelo en tus Redes Sociales

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Compártelo en LinkedIn

Deja un comentario

RESPONSABLE Centro de Estudios Gesinpol
FINALIDAD Gestión de los comentarios de las publicaciones.
LEGITIMACIÓN Consentimiento del interesado.
DESTINARIOS Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Los boletines electrónicos o newsletter están gestionados por entidades cuya sede y servidores se encuentran dentro del territorio de la UE
DERECHOS Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
INFORMACIÓN ADICIONAL Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en este enlace.